jueves, 29 de enero de 2009

Tus Gafas Rojas

jueves, 29 de enero de 2009 5
"Pero que quieres que te diga?!, sabes que me gustas... Solo dejemos que pase un tiempo." -Yo, Verano del '08, hablando con Soni-
Empezaba un año nuevo, un año mas en mi vida. El año anterior me despidio de una mala manera pero ahora estaba otra vez dentro del mismo espacio que me habia dado refugio durante los ultimos y mas dificiles meses del 2007. empezaba otro ciclo mas, empezaba temprano con el sonido del caminar de muchos alumnos que entraban y hacian sus muecas entre desorientados totales a sonrientes saludos entre los que ya se conocian de ciclos anteriores, algunos abrazos y algunos gritos de entusiasmo al verse y al ver de reojo a los tutores que aun nos encontrabamos dirigiendo los salones que ellos yh ellas iban a ocupar en breves minutos. Como de costumbre algunas alumnas ya habian subido a la oficina a saludarme a mi y a mis colegas sin tener en cuenta que ya faltaban pocos minutos para empezar y aun no se habian ubicado en sus carpetas. Hace unos meses atras mi vida estaba tomando giros importantes, Andrea se habia despedido de mi vida, algunos probelmas familiares tocaron mas a fondo las heridas en los corazones de los mismos integrantes, mas aun a los de mayor edad, por lo cual debia mantenerme fuerte, habian apsado un par de años que ya iba trabajando, e intercalando mis ciclos en la universidad con ciclos de trabajo a tiempo completo para poder ayduar economicamente a la casa, algunas otras noticias impactantes fueron llegando a mi mientras pasaban los dias, pero habia algo que me permitia seguir adelante, es decir, alguien que fue, aunque ella no tenia ni la menor idea de esto, ella era importante para mi. -AH! mira tu!, por fin alguien que le gusta leer...- -Si asi parece, tampoco es que lea, asu que bestia como lee esta mamita! pero si pues...- -Jajajaja... ok ok eso me parece genial, pero aun falta mucho camino por recorrer no?- -Si pues por eso estoy aqui, ya me canse de pasarmela de vaga, aunque es diver!- -Jajajaja ok ok digamos que si tienes razon es "diver" pero...- La tarde siguio de largo, nuestra conversacion se hizo mas larga de lo que debio ser, me comento algunas cosas sobre sus gustos y sobre algunos problemas que tenia, claro que era extricatamente academico, pues ese era el motivo por el cual los dos estabamos ahi. Ninguno de los dos pudo imginar en ese moemtno que lo que vendria seria algo mas grande e incontroloable, pero sin embargo no dejamos que las cosas nos mantuvieran fuera de nuestro comino, ella tenia que ingresar y estudiar conmigo dentro de la universidad. lo mejor de todo era que tenia la forma de conseguir progresos importantes para poder avanzar y llegar a esas aulas que po un buen tiempo deteste. Un dia de la nada llego el momento menos deseado, yo sabia que llegaria pero no tenia ni la menor idea de como manejar la situacion, era algo que pasaba con todos, la desesperacion de no ver los resultados de su esfuerzo fue lo primero que la saco de cuadro y era un tanto obvio no? a quien no, verdad?, pero no quedo ahi, empezo a perder la confianza en si misma y empezo a caer a perder el ritmo a ceder poco a poco, tenia que evitar esta situacion a como de manera pero yo sin embargo no hice mas que mirarla, molestarme por sus actitudes y reacciones de niña tonta, engreida y desinteresada; no podia permitirle esos actos, no podia entrometerme, tenia que aprender por si misma, tenia que ser ella, aquella señorita que habia visto por primera vez un mes atras, aquella no-niña que estaba a mi lado todos los dias. "Yo se que tu peudes, no me vengas con cojudeces, eres tu la que no quiere darse cuetna de todo lo que puede hacer." En algun momento se me cruzaron las ideas, casi pierdo el balance y mi trabajo, me egue demasiado pues sin darme cuenta ya era una rutina de casi todos los dias, terminar clases y quedarme con un grupo estudiando y quedarme con ella hasta el final, cunado ya la noche se iba haciendo pesada y agotadora y las luces de nuestro alrededor pedian a gritos un descanso, cuando las horas ya pasaban mas despacio pues temian llegar al mento donde de la vida de las calles se apagaba por compelto mientras nuestrpos ojos descansaban. Casi todos los dias eramos los ultimos en salir, camindo por la avenida, conversando de la vida y de nuestros golpes y errores, aprendiendo del otro, siendo casa uno como era en realidad, aqui ya no habian caretas ni fachadas, aqui ya no habian rotulos ni sobrenombres, eramos solo los dos que caminabamos en medio de la noche riendo, y sufriendo, con nuestras historias y temores apsados, con algunos momentos de verguenza saltando aquel charco de agua que parecia ser un estorbo en el camino pero que solo era un juego de niños. Termino el verano, termino el ciclo, terminaron las conversacinoes incansables, y las miradas coquetas, terminaron los momentos de preocupacion y los de celos, terminaron sus sonrisas hermosas y mis miradas colericas, termiaron los momentos en que nos veriamos por tiempos problongados cuando ella mi miraba mientras yo hablaba y yo a ella mientras escribia. Tan solo a ti te sale una modificacion de mi nombre, y la estrella con la forma que me encanta, solo tu sabias como hacerme reir a pesar de la nada y sin tener nada que decir, tan solo tu seriedad me cambiaba el animo. Como pudiste entrar de esa manera en mi, como pudiste completar tantas cosas de mi vida sin si quiera compartir tantas cosas juntos, como fue que lo hiciste? eres acaso alguna pitonisa del destino o eras una "veedora del camino"? no sientes nada ahora? o es que aun lo sientes pero prefieres evitar saberlo o conocerlo. Landauro. Como evitarlo, si tan solo con mencionar tu nombre se me viene a la cabeza tantos momentos y recuerdos que no puedo evitar visualisarlos, con una bola roja de separacion entre las narices y los minutos que pasaban sin darnos cuenta. Tu cabello claro que brillaba con el sol como si fuera parte de el, y el brillo de tus ojos en la noche de luna llena en la que caminamos mientras conversabamos de los enredos de los hermanos que a mi no me pudiste dar. Solo quiero ver tu sonrisa para ver si es la llave de tu cuaderno celeste que se quedo entre mis manos, por favor no me niegues ahora tu sonrisa y tu mirada.
Quiero, si puedo, cerrar tu pagina.
Fbio
Pd. Hubieron mas conversaciones y mas detalles que prefiero no recordar pues mi interior me lo prohibe guardando ciertos recuerdos dentro de un baul que no tiene el codigo correcto, para poder abrirlo, dentro de los simbolos que tenemos para comunicarnos en este mundo.

jueves, 8 de enero de 2009

Lo mismo de siempre

jueves, 8 de enero de 2009 0
"EY!!! que es de tu vida! a los años que no se de ti!!" -Mapi, por telefono, luego de cinco años sin vernos-
Muchos meses habian pasado desde que decidi trabajar una vez mas, la gran diferencia con alguna vez anterior, es simplemente el hecho de no tener mas nada que hacer sino el trabajar. Nada de estudios ni en la universidad, asi sean clases regulares o algun simple taller, olvidemos tambien estudiar algun idioma y con mayor razon dejemos de lado algun instituto o algo aprecido. En muchas ocaciones una piensa en que trabajar es de lo mejor y la verdad que si hay mucho de cierto en esto, el problema inicia, por lo menos en mi caso, cuando tienes todo bajo control no solo dentro de tu area sino tambien que puedes desempeñarte en otras y seguir siendo bueno en lo que haces, ir de aqui para alla, cambiar esto y el otro porque no estan funcionando bien, hablar de esta forma y cambiar la manera de ver las cosas de las personas que te rodean para obtener el mejor rendimiento en tu chamba. Lo unico que en realidad detestaba era la hora de ida y la hora y veinte minutos de regreso, ademas no tener vida social. -El sueldo es bueno, la verdad por eso no me puedo quejar ademas tengo todo el tiempo del mundo porque no estoy haciendo nada mas que esto, simplemente no entiendo porque te pones en este plan!- -OK!, entonces olvidalo si te va tan bien dejemos las cosas aqui- -Que????- me saco de cuadro el gran comentario que hizo. -Si pues, yo se que te va bien y necesitas trabajar, pero yo necesito verte, asi que como no tienes tiempo simple lo dejamos aqui y yo no tengo que quedarme parada esperando o salir de mi salon con la esperanza que vas a estar ahi, no quiero estar de cojuda en la espera que algun dia tengas libre y vengas a verme- -Ah?! oye y desde cuando piensas asi que yo recien me entero?- -No te hagas! bien sabes que nome gusta...- -Ok... haber, no soy un brujo verdad? y hasta donde yo se no leo mentes, asi que aqui tenemos un problema de comunicacion....- -Enserio? no me habia dado cuenta!- -No empieces Andrea, ya suficiente con esta bombita de tiempo que acabas de soltar... que te parece si mejor te llevoa tu casa y ya otro dia conversamos- -Otro dia? algo asi como de aqui a la otra semana? NO gracias! hasta aqui nomas- -Haber dejame ver si entendi, osea sin mas un dia cualquiera se te ocurre decirme eso... si quiera hubieras esperado que sea un dia libre normal y no un dia normal como hoy, encima que veo la forma para obtener descansos durante la semanan pa venir a verte..... - -Asu que reconfortante el que vengas un dia de la semnana despues de un mes entero- -mira yo no tengo la culpa de tener que trabajar tiempo completo, yo no tengo la suerte de tener un padre que tenga dos fabricas, yo me las tengo que conseguir Andrea y si no te parece pucha la siento pues, que pena que no puedas entender que no todas las personas tienen las mismas oportunidades que otras- -Que bien hablas... sabes que largate!- -Que simple, algo mas que quiera su majestad?!- -Largate!- Mi vida no era de lo mejor al fin y al cabo, tenia algunos problemas "maritales" ademas de los consecutivos conflictos internos que atestaban la cotidianidad de mi hogar; vale decir que no me quedaba de otra pues estos eran mis grandes problemas y pronto serian mi triste calvario. Asi continue mi vida llena de trabas y pesares con muchos momentos de alegrias pasajeras que no llenaban ni por un segundo y mucho menos ni la mitad de lo que este humilde servidor podia entregar. No solo era irreparable el daño que el destino me habia preparado, sino que tan sinuoso era el camino que nunca me daba cuenta en que momento me encontraria de cara con el trailer asesino a quinientos mil kilometros por hora. Y asi sucedio de nuevo, nada podia quedar peor, nada podia hacerme sentir mas solitario. Un momento... Claro como olvidar el dia en que teniendo saldo en el celular y linea abierta desde el trabajo no tenia a quien llamar, no tenia niun amigo cerca pues los ultimos años cometi el error de dedicar mi vida de lleno a Andrea, y digo error solo por el hecho de olvidarme de mis verdaderos amigos, que gracias a la vida que nosha dado tanto, ellos no se olvidaban de mi y luego recupere la facilidad de hablar con ellos, sin embargo aquel funesto dia en el que no encontre a nadie a quien llamar, mi sentido de autodestruccion me llevo a un numero que yo sabia en el fondo aun funcionaba como nexo entre aquella persona y la mia. No entendi en que momento pense que no la encontraria, talvez solo era algo en mi que me decia que no debia llamarla, o talvez el miedo de no saber que decirle, pero ante todo quedaba mas que claro que era una relacion que no habia terminado nada bien pero aun asi la amistad permanecia, aunque no como antes, aunque no como a mi me hubiera gustado que sea. -EY!!! que es de tu vida! a los años que no se de ti!!- -Ahi pues, llamando- no tenia ni la menor idea de que decir, ni mucho menos que esperar como respuesta. -Si pues! pero dime como estas? y que milagro que llames- hablaba muy entusiasmada para ser cierto hasta que completo la idea -como es que tienes mi numero?- Si, eso era! solo estaba sorprendida pues no recordaba como demonios tenia yo el numero telefonico de su casa. -Ahi pues, tranquilo ahorita en la chamba, sino que ya he avanzado lo suficiente para unos dias y queria pues... nada saber que era de ti porque no nos vemos hace mucho tiempo-queria dejar ahi mi intervencion pero no queria escuchar su pregunta nuevamente asi que accedi a responderle, para qu quedara en claro su poca memoria o confirmar que simplemente era un cero a la izquierda. -Y bueno pues con respecto al numero de tu casa, tu me lo diste en el verano, recuerdas que estaba de jefe de tropa en un grupo scout, me encontraste con los enanos y me pasaste tu numero- -Ah claro si lo recuerdo, salia del trabajo de mi mama, por la marina no?- -Claro asi es, pero y tu? que tal que haciendo?- -Ahorita nada solo descansando acabo de llegar del trabajo y nada, descansando de los estudios tb, un poco cansada en realidad- La conversacion duro cuarenta minutos donde ella me preguntaba sobre Andrea, compañera del colegio de ella, tambien sobre la chica que fue el motivo de nuestra separacion y sobre todo lo que me habia pasado en mi vida, a lo que no tuve mejor respuesta que contarle de forma breve pero sin omitir detalles importantes, todo lo que se habia perdido o mejor dicho, todo lo que con suerte no habia visto de cerca. Asi ella respondia con cierto recelo mis preguntas, a lo que pronto me confeso que no queria que yo supiera mucho de ella pues no queria sentir esa sensacion de cercania conmigo nuevamente. Tema por el cual simplemente decidimos conversar mejor en persona dentro de un mes y dias para que no tengamos motivos para no vernos, sino mas bien aprovechar el dia entero para conversar como amigos y sobre amigos. Quede realmente aturdido el dia siguiente, de tal manera que decidi comer al frente de mi trabajo, un establecimiento de comida rapida, solo tenia que cruzar el dichoso puente de altura kilometrica, que solo cumplia dos funciones: ayudarme a sacar mas piernas ademas de hacerme sudar en un dia caluroso y evitar mi muerte a pesar que estaba ya en la ultima cuadra de la Jarvier Prado, pues a escazos metros del ovalo, aun mantenia ese aspecto demoniaco y fulminante nuestro querido y adorado trafico peruano. -Muy buenas tardes mi nombre es Silvana que desea ordenar?- bonita voz, por lo menos algo bueno debia pasarme ahora no?, bueno supongo que hoy comere algo diferente asi que quiero, algo con pollo en pan, sin papas.... y claro un helado...pense. -Si buenas tardes...- no pude evitar quedarme un segundo sin habla, trate de no vacilar y dar mi pedido sin mas demora, le di el dinero apra pagar lo ordenado. -Muchas gracias en un momento te llamo para entregarte tu pedido- -OK, muchas gracias- No entendi lo que habia pasado, la forma de atender y de sonreir no era la misma que habia visto en otros establecimientos, me hizo sentir diferente, por un momento hasta las ganas de comer se me quitaron. Era posible que de verdad se desocupara y dejara la caja solo para darme a mi me pedido? era de verdad la sonrisa que habia visto o la inventaba yo? estaba de verdad pensando en cosas como estas?. Silvana tenia el cabello castaño casi oscuro, no era claro pero tampoco entraba en la categoria de oscuros, era lacio y largo, sujetado con una media cola, suelto le quedaba de maravilla, hacia juego con el color de sus ojos, la piel clara, casi como si hubiera pasado hace unas semanas el fin del verano y el bronceado esta dejando de pintar su piel, momento preciso para combinar con el resto de sus facciones, con sus labios de corte fino, con un birllo natural, como si hubiese recien pasado la humeda lengua por entre el superior y el inferior, dejando notar cierta textura especial que me gusta tanto; era su voz lo que me habia llamado sin querer, no me di cuenta desde un incio pero al intercambiar palabras y luego llamarme solo para darme el pedido, la identifique como si la hubiese escuchado toda la vida, la mirada sensilla y la sonrisa bella, dulce con un toque sensacional de entusiasmo que me hizo sonreir de verdad luego de muchos meses. Me volvi adicto al crispy, a la cocacola con agua en paso con cañita, adicto a los helados en cono, a las papitas con mayonesa y aji, adicto al uniforme azul, a los recibos con mi nombre, al lapicero azul faber castell, adicto a las uñas pintadas, a las colas, alos combos, adicto a los postres, a cruzar el puente, adicto a esperar con un pucho en la noche, adicto a Silvana. Aun que sea increible poco a poco nos conocimos, cada vez que iba a comprar hablabamos un poco a veces salia en la noche y podiamos conversar un poco, una vez cruzo y verme a la oficina y conversamos ahia un buen rato hasta que tuvo que cruzar a empezar su turno. Todo era un tanto raro, ninguno de los dos sabiamos que habia pasado, nunca comentamos si estabamos en alguna relacion o si recien habiamos terminado o algo por el estilo, salimos pocas veces sin sumergirnos en una relacion seria, nos reiamos, paseabamos, conversabamos, bromeamos, jugamos, fuimos al cine, a librerias, tiendas de musica, al teatro, cocinamos, nos divertiamos, nos tomamos de las manos, nos abrazabamos, lloramos, nos confiabamos, nos besamos, nos queriamos, nos estiamabamos, nos queriamos, nos besamos. El dia que tenia que ver a Mapi se paso, Andrea me llamo, no conteste pues estaba entrando a ver a Silvana. Le deje una nota con Cris una amiga de ella, estaba enferma y no habia podido ir. Mapi me envio un mail diciendo que pa la prox avise que no iba a ir, ahi recien me di cuenta que la fecha se me habia pasado. Andrea me dijo que queria regresar conmigo que habia cometido errores que pensaba eliminar y reparar. -Hola que vas a pedir hoy?!- -Si, dame lo de siempre....- -OK!- El pin decia Beatriz, llevaba solo dos dias, Cris le habia dicho que era lo que pedia en los ultimos dias, y que siempre pedia lo mismo un par de veces al dia, solo una gaseosa grande.
Fbio
 
En Medio de la Brujula. Design by Pocket